lunes, 11 de marzo de 2013

Matrimonio igualitario: a favor y en contra


Hay quien dice que para opinar informadamente de un tema se ha de oír las dos campanas. Hoy les traemos algunas de las opiniones de quienes están en contra del matrimonio igualitario,  y la refutación de cada una de las mismas. 
Las opiniones en contra fueron sacadas de la página allaboutlove.org (Ir al sitio), página cristiana que defiende los derechos de lo que ella llama "matrimonio tradicional".

1) "El matrimonio tradicional es la fundación de una sociedad civilizada." Para sostener esto,  esgrimen que el matrimonio proporciona a la sociedad la "base mínima de la civilización, la unidad familiar procreativa". En cuanto a esto, que ya ha sido discutido ampliamente tanto en Internet como en los medios de comunicación, si tomamos el matrimonio como una asociación cuyo fin último es procrear, algo así como una "fábrica de bebés", que sería de las parejas que no pueden tener hijos, o de aquellas que deciden no tenerlos por la cuestión que sea. Esta percepción del matrimonio perjudica tanto a parejas del mismo sexo como a parejas de distinto sexo
Se deben cambiar los paradigmas de familia y matrimonio y adaptarlos a la sociedad actual

2) "Los beneficios de un matrimonio tradicional no pueden ser sobrestimados. Benefician a la pareja casada, a sus hijos, a la economía, y a la nación como un todo. De hecho, el matrimonio tradicional actúa como una especie de sistema inmunológico nacional.".  En este apartado se asume que el progreso de una nación se basa exclusivamente en los matrimonios, nunca en las políticas de estado, el estado de la economía, los indices de mortalidad, desempleo, etc. u otras cuestiones inherentes al Estado. De hecho, en esa construcción de una Nación más saludable, participa toda la ciudadanía, no solamente el sector heterosexual constituido en matrimonio. Esta oración constituye una falacia desde su origen ya que no presenta ninguna evidencia de que los hechos que relaciona estén de algún modo conectados. No se ha probado que las parejas homosexuales perjudiquen a sus hijos, y mucho menos a la economía o la Nación. 
3) "Los activistas homosexuales alegan, sin ninguna evidencia, que los padres son intercambiables - que dos hombres o dos mujeres pueden ser tan buenos en la crianza como un hombre y una mujer, porque los hombres y las mujeres no le ofrecen nada único a los niños. Esto hace que surja la siguiente pregunta para aquellos que hacen tal afirmación tan absurda y sin base. ¿Por qué piensan que los hombres y las mujeres son intercambiables como padres, pero no como compañeros sexuales? Quiero decir, si los hombres y las mujeres son realmente intercambiables, entonces ¿por qué no casarse con alguien del sexo opuesto?    No existe relación entre estas dos premisas, tal como en el caso anterior. El hecho de elegir con quien pasar la vida,  o de elegir de quien enamorarse o con quien tener relaciones sexuales, no inhabilita el hecho de que ser un adulto responsable, con buen juicio y capacidad de dar amor basta para criar a un niño. Mezclar la vida sexual de las personas con otro tipo de cuestiones es otro de los prejuicios comunes que existen en la sociedad sobre la comunidad gay. Reducir la homosexualidad sólo al ámbito sexual, indica la falta de información y de aceptación que existe actualmente en algunos sectores. Tanto heterosexuales como homosexuales viven el amor desde distintas esferas, no desde lo puramente físico. 
4) En otras palabras, aún si la actividad homosexual fuera tan saludable como el sexo entre un hombre y una mujer, aún deberíamos oponernos a los matrimonios homosexuales debido a los efectos negativos que tendrían sobre el matrimonio tradicional y los niños, como veremos más adelante.  O sea que incluso si les hicieran a las parejas del mismo sexo la "amabilidad" de no considerarlos enfermos, aun así el matrimonio sería un disparate? En este apartado ( ver texto completo en el link en la introducción) se habla de los perjuicios de ser gay para la salud, "especialmente en los homosexuales varones" (sic). De vuelta, presentando fuentes poco confiables, de estudios pequeños y sesgados.


5) "La ley es una gran maestra, y fomenta o disuade un comportamiento. " Los matrimonios homosexuales aprobados por el gobierno fomentarían, harían normal el homosexualismo, y dañarían al matrimonio tradicional, a los niños, a los adultos, y a los homosexuales mismos" Esto es un argumento común de aquellos detractores que creen que habilitando una ley de matrimonio igualitario se habilita la promoción de la homosexualidad en todos los ámbitos, llevándolos a creer la falacia de que se va a incitar a la gente a convertirse en homosexual. Primero, la gente no "se convierte" en homosexual, el desarrollo de la sexualidad es un proceso complejo y conflictivo, pero se comienza a definir desde una muy temprana infancia. No se puede hacer nada para "enderezar o torcer" la sexualidad, ya que es inherente a la persona. Lo que si se va a lograr con esta ley, es abrir el debate y permitir un espacio de contención para los/las niñas/os y adolescentes homosexuales de manera de facilitar ese paso a la madurez sexual y no generar los problemas psicológicos que hoy se sabe que se suscitan en esta etapa. 


Cada quien tiene derecho a opinar lo que guste, a lo que no tiene derecho nadie es a privar a otros conciudadanos los derechos que le corresponden. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada